jueves, 30 de marzo de 2017

La calle Capilla ya muestra cómo será la acera que surcará el empedrado de la Plaza del Grano de León

La Calle Capilla, una de las dos laterales de la iglesia del Mercado que da acceso a la tradicional Plaza del Grano, ya presenta su aspecto definitivo tras las obras de adecuación impulsadas por el Ayuntamiento de León. Como se puede apreciar en las fotografías, a falta de diminutos retoques, ya se están rematando los trabajos a cargo de la empresa Domingo Cueto, adjudicataria de esta primera fase que también incluye la Calle Mercado, algo más retrasada pero que lucirá igual, en principio antes de que comience la Semana Santa.
Pero lo importante, además de la sustitución del destrozado asfalto que la cubría antes, es que el pavimento elegido para esta Calle Capilla permite comprobar cómo será el aspecto de la futura acera perimetral que surcará la Plaza del Grano cuando se comience a ejecutar la II Fase, que es la que levanta más polémica. Porque esa acera perimetral circundará toda la tradicional plaza, ampliándose sobre el ancho de la exigua acera actual y apareciendo nueva en otras amplias zonas, sustituyendo así al empedrado tradicional de cantos rodados que los detractores de este proyecto municipal buscan defender a toda costa por ser único en Europa.

Una consulta a ambos proyectos oficiales permite comprobar que la misma losa de piedra griotte "de la montaña leonesa", reza el documento, que hoy ya se ve en la Calle Capilla será idéntica a la que conformará la polémica acera. En este de la primera fase, se explica literalmente que los "pavimentos de las calles Capilla y Mercado" serán con "con dotación de aceras en piedra caliza griotte y paños de rodadura a base de un hormigón careado con tacos embebidos de piedra cúbica de esquistos y canto partido, con marcado de un seriado de bandas transversales realizadas con losas, que sirven de juntas constructivas a los paños".









En otro punto del proyecto, se argumenta a favor de estos materiales que "se limita el repertorio de materiales empleados y armonizados con los tradicionales usados en León, y que ya encontramos en la propia plaza de algún modo: canto rodado, morrillos en soportales -para el enchinarrado, que también se reforma-, losa de caliza griotteapiconada en los solados más practicables, aglomerado de hormigón con taco de cantos de cuarcita y esquistos en zonas para rodadura de las calles".
Y para comprobar que las futuras aceras, si la protesta de la Plataforma Salvemos la Plaza del Grano no lo impide, tendrán este mismo tipo de losa, se aprecia que el proyecto de la II Fase tendrá idéntico "enlosado regular de piedra caliza griotte apiconada asentado con mortero bastardo sobrela base general preparada para el resto del pavimento, el espesor reservado para la capa de asentado será tal que permita usar un grosor de losa de 7/10 cm., de forma que se aprovechen los costeros de los bloques y economizar simplificando el cortado".
El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de León defiende esta acera, aduciendo que supondrá una pérdida de un "porcentaje ridículo" a cambio de permitir la completa accesibilidad desde todos los ángulos a personas con movilidad reducida, sillas de ruedas, carritos de bebé o de la compra, por ejemplo.
Por su parte, los detractores, aglutinados casi todos en la Plataforma, censuran duramente esta pérdida patrimonial del empedrado de cantos rodados y exigen que no se toque más que para tapar las 'calvas' y desperfectos generados por la falta de arreglo municipal durante décadas, el consentido paso de vehículos e incluso la maquinaria pesada que se dejó entrar el primer día de las obras.


No hay comentarios:

Publicar un comentario