domingo, 28 de mayo de 2017

Comunicado 26 de mayo de 2017 ICOMOS ESPAÑA (UNESCO) VUELVE A PRONUNCIARSE A FAVOR DE LA PLAZA DEL GRANO.

Comunicado 26 de mayo de 2017  de la Plataforma Salvemos la Plaza del Grano

ICOMOS ESPAÑA (UNESCO) VUELVE A PRONUNCIARSE A FAVOR DE LA PLAZA DEL GRANO.

Con este comunicado hacemos público el “Informe del Comité Nacional Español de ICOMOS en respuesta a la carta enviada a la Plataforma Salvemos la Plaza del Grano (León) firmada por Elisa de Cabo de la Vega, Subdirectora General de Protección del Patrimonio Histórico.” (Madrid, 18 de mayo de 2017).

Según Elisa de Cabo de la  Vega, “…la  Plaza del Grano no forma parte del bien “Los Caminos de Santiago: Camino Francés y Caminos del Norte Peninsular”, …tal como consta en la cartografía oficial elaborada en el año 2014, … solo está protegido como elemento asociado al Camino el elemento central de la Plaza, es decir, la fuente.”  En estos “sorprendentes” términos se dio respuesta al  requerimiento hecho por esta plataforma,  mediante burofax dirigido  al Director General de Patrimonio Histórico del Minisiterio de Cultural, D. Luís Lafuente Batanero, solicitando su intervención para evitar que  la construcción de las aceras previstas en la fase 2 del proyecto del arquitecto Ramón Cañas, desfiguraran la plaza y alteraran su configuración,  quizá de manera irreversible,  lo que desgraciadamente ya ha ocurrido.
De la carta del Ministerio,  la Plataforma dio inmediato traslado a ICOMOS y a distintas asociaciones de defensa del Patrimonio del Estado español. En palabras de la Presidenta del CNE de ICOMOS,  con esta respuesta de una máxima autoridad, se intenta   “salvar de cualquier responsabilidad al Ministerio en las medidas de Protección del Camino de Santiago”. La afirmación de Elisa de Cabo, además,   desarma las denuncias y  reivindicaciones de esta Plataforma para la cual las obras ejecutadas por el momento en la  Plaza del Grano suponen ya  el expolio de un bien de interés cultural “unicum” del Camino de Santiago.
En este segundo informe, la  Presidenta del CNE de ICOMOS,  reitera que la fase 2 de las obras “sigue necesariamente afectada por el juicio negativo del primer informe de 5 de diciembre de 2015” “un informe negativo sin ninguna clase de dudas”, aunque “en manifestaciones públicas en León se afirme otra cosa”, y recuerda que “el CNE de ICOMOS habla por escrito y allí donde es pertinente”.
En prolija descripción de la documentación utilizada para la Declaración en 1993 del Camino de Santiago Francés como Patrimonio de la Humanidad, la Presidenta de ICOMOS España, detalla como el perímetro de protección del Camino de Santiago, se amplía en el caso de los núcleos urbanos y “abarca básicamente los cascos antiguos de los núcleos de población y los elementos que por su interés histórico, cultural y paisajístico definen dichos enclaves”. Plantea la siguiente pregunta: “¿el Ministerio estaría dispuesto a afirmar que la peculiar Plaza del Grano, con su singular pavimento, no puede ser elemento de interés histórico cultural y paisajístico?
Y añade:  
 “Hace unos años, ABC titulaba: La Unesco recuerda al Ayuntamiento que la Catedral es Patrimonio de la Humanidad al estar en el Camino de Santiago. Y la noticia continuaba: “El director [del] Centro de Patrimonio Mundial de la Unesco, Francesco Bandarín, comunicó al Ayuntamiento de León, a través de la Dirección General de Bellas Artes, que “son conscientes del valor histórico, artístico y técnico y de los esfuerzos de conservación de la Catedral”, pero que “León en su conjunto es Patrimonio de la Humanidad por ser uno de los hitos del Camino de Santiago”. El documento con esas afirmaciones de Francesco Bandarín debe conservarse en el Ministerio por lo que puede comprobarse sin mayor trabajo.
Es del todo impensable que lo que constaba en el expediente de 1993  haya desaparecido por la adición de los documentos justificativos de la inscripción de 2014. Es del todo absurdo pensar que el aumento de nuevos caminos y lugares que llevan a Santiago provoquen la merma y depuración de información que valía en 1993.
Y aún más, ¿ni el Alcalde de León ni los técnicos del Ayuntamiento de esta ciudad se han dado cuenta de su error cuando titulan su proyecto “Recuperación del Camino de Santiago y la Iglesia del Mercado con adecuación de espacios públicos en la ciudad de León” (fase I: calles Capilla y Mercado, y fase II: plaza del Grano)”?

A la vista de la Documentación Técnica para la Declaración del Camino de Santiago como Patrimonio Mundial, realizada por encargo del Ministerio de Cultura a través del Instituto de Conservación y Restauración de Bienes Culturales, trabajo desarrollado entre los años 1989 y 1992, firmado por Dionisio Hernández Gil, “no puede decirse desde el Ministerio que la Plaza del Grano no está en el Camino de Santiago” sino que puede afirmarse que “León, el casco antiguo de la ciudad, es Patrimonio Mundial, por ser parte integrante del Camino de Santiago”.

En conclusión y de acuerdo con los argumento expuestos en su informe, el CNE de ICOMOS “SOLICITA a la Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural del Ministerio de Educación, Cultural y Deporte que ejerza las acciones propias de su cometido para la conservación del patrimonio incluido en la Lista del  Patrimonio Mundial de la UNESCO e impida que se pierda una parte del Camino de Santiago de la ciudad de León, como es la Plaza del Grano”.










jueves, 25 de mayo de 2017

La Plaza del Grano es el centro de una nueva pugna por la conservación y protección del patrimonio cultural que enfrenta al PP con los vecinos. En medio, Ciudadanos.

BATALLA POR LA CONSERVACIÓN

León lucha por sus piedras y se levanta contra la destrucción de una plaza única en Europa

La Plaza del Grano es el centro de una nueva pugna por la conservación y protección del patrimonio cultural que enfrenta al PP con los vecinos. En medio, Ciudadanos.

Hubo un tiempo en que León era de piedra. Una época en la que calles y plazas estaban vivas y entre los cantos robados a los ríos crecían yerbajos y el agua de la lluvia se lo bebía el suelo. Las ruedas de madera de los carros rodaban sin problema, hasta que aparecieron los automóviles, y entonces el cemento y el hormigón. La ciudad se transformó y devolvió las piedras al río y las reemplazó por suelo firme (y liso). Las fotos de aquellos días son un salto al pasado, un viaje a una ciudad en blanco y negro, mucho más tranquila, que no desapareció por completo.
La Plaza del grano es el último vestigio del León empedrado y duro. Es un hito pequeño, próximo a la Plaza mayor, lejos de las rutas turísticas, a pesar de ser la última en su especie en España y, probablemente, en Europa, aseguran los integrantes de la plataforma ciudadana Salvemos la Plaza del grano. Llevan en pie de guerra, junto con Ecologistas en Acción y otras asociaciones de protección del patrimonio, desde 2010. Hace siete años se enteraron de los planes de reforma que tenía el alcalde de entonces, Francisco Javier Fernández Álvarez (PSOE), para facilitar la “movilidad”.
Vista de la Plaza del Grano, en León, antes del inicio de la reforma.
Vista de la Plaza del Grano, en León, antes del inicio de la reforma. 
Entonces recordaron que este lugar es único y con un valor patrimonial de la Humanidad, por encontrarse en el Camino de Santiago, y que por ese motivo las administraciones públicas debían salvaguardarlo y paralizar la remodelación que pretendía convertirla en una plaza más. En una plaza menos. Y lograron parar las obras sobre una plaza que se había abandonado por completo. Pérdidas de cantos, suelo inestable y las raíces de los dos árboles tampoco ayudaban.

OLVIDO POLÍTICO, RUINA HISTÓRICA

El mayor problema de su conservación ha sido el ninguneo de los sucesivos alcaldes de la ciudad. La dejaron arruinarse, después de haberla restaurado en el pasado hasta en dos ocasiones, y fue así como se justificó la intervención que estos días acomete el equipo de Antonio Silván (PP). Y así como parte de los vecinos se han movilizado contra una intervención que, entienden, va más allá de la conservación.
“Para ser unos conservadores, no conservan nada”, critica al PP la portavoz de la plataforma ciudadana Ángeles Murciego. “El alcalde anterior, con mayoría absoluta, no se atrevió. Y estos, en minoría, pero con la ayuda de Ciudadanos se lo han impuesto a la ciudad”. La portavoz de Ciudadanos en la alcaldía, Gemma Villarroel asegura a este periódico que van a permanecer muy vigilantes a la tercera y última fase de remodelación. Las dos primeras, de ensanchamiento de las aceras, no les convence. No han dejado las aceras como esperaban, ni como eran.
“El empedrado de la plaza sí se tiene que respetar al 100% con la técnica tradicional, tal y como hicieron los hermanos Seoane en la reforma de 1989, con apenas cemento, respetando el musgo, igualándolo al nivel de las aceras, aunque para eso haya que utilizar más medios y recursos. Vamos a estar más atentos y a ser muy exigentes con el equipo de gobierno y queremos que todos participen”, explica Villarroel, que ha tratado de conciliar, sin éxito, las razones de la Plataforma y la concejala de Urbanismo, Ana Franco.

PATRIMONIO DISCAPACITADO 

“Contamos con el visto bueno de la Comisión de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, en 2015, pero la Plataforma sólo ha petardeado las reuniones. Hay personas en sillas de ruedas que no pueden transitar por la plaza y hay personas mayores que no pueden pasar con los andadores. Ya estaba llamada a una restauración en 2010 y en 2011, por eso se sacó un concurso de ideas. Han pasado muchos años y la plaza se está cayendo”, cuenta a EL ESPAÑOL.
Entonces, si hay que respetar la accesibilidad, ¿se alterará la técnica original de cantos? “No. El interior de la plaza se va a renovar entera, y se repondrán las faltas, pero se utilizarán las piedras que están en buen estado. Y se utilizará cemento en una proporción de 1 a 7. Ahora mismo hay mucho más cemento en la plaza, tras la restauración de los Seoane”, responde Ana Franco, que espera tener listo el proyecto de la tercera fase para finales de mayo. Dice que no quiere perder más tiempo. ¿Invitaría a José Andrés Seoane a formar parte del equipo? “Si fuera necesario, sí. Pues se le invitó y se marchó. Él puede formular la propuesta que quiera”.
La concejala de Urbanismo asegura que la plaza no perderá el sabor tradicional, pero será transitable por todos los vecinos
José Andrés Seoane y su hermano Pelayo son los dos únicos canteros que conocen la técnica. “No se trata de cementar. Cuando trabajamos aquí fuimos levantando poco a poco y empleamos tierra y cal”, cuentan. Pero cemento, no. Las posiciones están enconadas y la concejala de Urbanismo lamenta que se hayan movilizado en las redes sociales para denunciar la reforma. “Piden la paralización de las obras constantemente, pero las asociaciones de discapacitados de León están a favor. La plaza no perderá el sabor tradicional, pero será transitable por todos los vecinos”, añade.
Una de las protestas de los vecinos antes de iniciar las obras.
Una de las protestas de los vecinos antes de iniciar las obras.
A Murciego le parece vergonzoso que utilicen a los vecinos discapacitados para justificar las obras, porque según ella, si la plaza estuviera perfectamente reformada, podría ser accesible para cualquiera. “Es una excusa barata y demagógica. Es injustificable. Además, no todo el patrimonio puede ser accesible, porque lo destruyes. Lo primero es conservar el bien”, dice la portavoz de la Plataforma. De hecho, tal y como asegura Franco, la plaza seguirá siendo empedrada.
Es una excusa barata y demagógica. Es injustificable. Además, no todo el patrimonio puede ser accesible, porque lo destruyes
No le queda más remedio, “es un BIC”, informa la portavoz de Ciudadanos. “Quiero que se conserve bien, que no rompa con el entorno, que quede como debería haber quedado si se hubiese conservado durante estos 30 años”, explica Villarroel. Sin embargo, las garantías de la rigurosidad en la restauración no están del todo claras.

UNA EMPRESA DE CARRETERAS

Ana Franco reconoce que el primer día de obra, la empresa adjudicataria metió una máquina de alto peso en la plaza a restaurar. “Fue un error de la empresa e inmediatamente lo corregí”. Desde la Plataforma lamentan que la restauración haya sido adjudicada a la empresa más barata, que está especializada en restaurar carreteras, pero no patrimonio.
¿Quién auditará si el equipo contratado ejecuta la técnica tradicional? Villarroel asegura que es partidaria de que Seoane forme parte del equipo de la tercera fase y critica las maneras de actuar del PP al frente del Ayuntamiento: “Somos muy críticos en la forma de trabajar del PP, porque cada decisión queremos escuchar a cada colectivo para tomar la decisión. No compartimos la forma de trabajar de este equipo de gobierno”.
Sólo hay una cosa que agarra y destruye más que el hormigón: los hechos consumados. La Plataforma habla de “expolio de Patrimonio de la Humanidad”, cuentan que es una lástima que se vaya a alterar antes de haberla puesto en valor como reclamo turístico. “Debemos hacerles entender, por el lado de la economía, la importancia de esta plaza. Vamos a seguir denunciándoles en la calle y en los tribunales. No nos vamos a olvidar”.

domingo, 21 de mayo de 2017

La Plaza del Grano. La desaparición de un signo de identidad de León. (Cesáreo Villoria, Presidente de la Asociación para la Defensa del Patrimonio de la Ciudad de León Decumano y Vicepresidente de la Federación para la Defensa del Patrimonio de Castilla y León.)

La Plaza del Grano. La desaparición de un signo de identidad de León.


De que la ciudad de León tiene un patrimonio artístico e histórico importante, apenas se puede dudar.  De que su conservación no está a la altura de la conciencia histórica, tampoco. En otras ocasiones ya hemos puesto de manifiesto que el principal agente de destrucción y deterioro del patrimonio histórico de la ciudad de León ha sido la Corporación municipal. Esta acción destructiva continúa. Hay algunos factores que la propician. En primer lugar, la carencia de una política conservacionista por parte del Ayuntamiento a la altura de las circunstancias, aunque haya concejala de patrimonio que hasta ahora no ha servido de mucho. En segundo lugar, la idea que tienen las corporaciones locales del patrimonio como recurso turístico, que se puede resumir en la consideración del patrimonio como pastiche, como mezcla de lo auténtico con, diríamos, lo moderno. En este punto el conservacionismo tiene un enemigo además de las corporaciones locales, que es la concepción de determinados profesionales de la arquitectura a los cuales les interesa poco el documento arquitectónico auténtico, cuanto su intervención como creadores - ¿cómo se puede convocar un concurso de ideas para conservar un monumento etnográfico? En tercer lugar, las comisiones de patrimonio que son órganos ineficaces y parciales en sus dictámenes. En cuarto lugar, nos encontramos con la pasividad de una sociedad civil que entra en escena cuando los desmanes ya no tienen  solución. En quinto lugar, el organigrama de la administración local que supone que las intervenciones de las ciudades históricas son competencia de la concejalía de urbanismo. En sexto y último lugar, la poca o nula sensibilidad artística e histórica que tienen las corporaciones locales. Esto se traduce en una ignorancia de las leyes y las cartas internacionales sobre patrimonio.
Lo precedente viene al caso de la intervención en la plaza del Grano.   No ha podido ser más desafortunada.  La Plaza era una o de esos pocos lugares insólitos que quedan en las ciudades de Europa. No es ningún espacio clásico ni de valor urbano de relieve, responde a una creación urbana popular, su valor es etnográfico, uno de los pocos que quedan en el norte de España. Mi impresión inicial cuando la vi de niño fue de asombro, la misma impresión que tuve cuando vi por primera vez el hastial occidental de la catedral de León o la casa de Botines entre la niebla. Es el pasado, lo que fueron nuestros antepasados, en su esencia.
Las razones que se han esgrimido para su intervención son razones para su destrucción. En primer lugar, se ha hablado de su accesibilidad. Esta no puede ser argumento para destruir un bien público. Es más cómodo pasear por un suelo liso, pero nada justificaría  el allanamiento de los Picos de Europa. Análogamente hay lugares incomodos en su accesibilidad que si se cambian se desnaturaliza el bien a conservar.  Hay que elegir entre tener patrimonio o no tenerlo. Lo que se puede ver de la intervención realizada hasta ahora destruye directamente el bien a conservar.
 Se ha esgrimido que la Plaza no es BIC y que no está sujeto a jurisdicción especial. Esto es falso en un doble sentido, se ha propuesto en reiteradas ocasiones su conversión en BIC e intencionadamente no se ha hecho. Es falso, porque, de otra parte, la Plaza forma parte del Camino Francés y como tal está sujeta a la jurisdicción que obra en estos casos. Razón suficiente para su protección cautelar por parte del Juzgado.
Pero si del estatuto jurídico de la Plaza se deduce una libertad en el ejercicio de su intervención, nosotros los conservacionistas sabíamos cuál podía ser el resultado, no su desnaturalización, sino su destrucción: un ejercicio de experimento urbanístico de la peor calidad. De ello tendrán que dar cuenta los responsables de la  fechoría a las generaciones futuras: la Corporación municipal de León como principal agente destructor del patrimonio, que es lo que ha hecho durante generaciones sucesivas.
 La intervención actual de este modo se convierte en desastre. Es la contemporaneidad del peor gusto la que se apropia del pasado, lo manipula en nombre de la comodidad, del interés más grosero, que se atreve a utilizar criterios morales prepotentes para justificar la fechoría:  todos tienen derecho al tránsito por la plaza. O políticos, “hay que ser coherente”, como dice un concejal del PP en el Ayuntamiento de León. Coherentes con los errores: ¿acaso esto representa alguna virtud? El partido en el Ayuntamiento de León se ha atribuido por derecho propio el desastre de haber destruido una plaza única.
 La historia les juzgará. A los defensores del patrimonio de esta ciudad nos queda la melancolía, mientras la ciudad antigua se convierte en un escenario barato en el que ya nadie ni nada se reconozca. La actividad política se convierte en obstáculo, en propagación de la ignorancia, revestida de los laureles de la modernidad, de la poca inteligencia, del derroche de los recursos. La barbarie se ha impuesto una vez más.  


Cesáreo Villoria, Presidente de la Asociación para la Defensa del Patrimonio de la Ciudad de León  Decumano y Vicepresidente de la Federación para la Defensa del Patrimonio de Castilla y León.

viernes, 19 de mayo de 2017

“A galopar, a galopar” en la Plaza del Grano. #salvemoslaplazadelgrano

Ante la declaraciones de Gemma Villarroel, C´s (Ciudadanos León), la Plataforma # salvemos La Plaza del Grano  vuelve a recordar:
La plataforma dejó bien claro, en comunicado publicado el 13 de mayo, que no asistiría a reunión alguna en tanto en cuanto no se paralizaran las obras de remodelación de la Plaza del Grano: “ Sin la previa paralización de las obras; sin una postura firme que defienda y preserve la integridad y peculiaridades de este rincón único de León, “no puede haber diálogo: ¿de qué vamos a hablar mientras las obras avanzan “a derribo” destruyendo la Plaza del Grano tal como la conocemos?”
La Comisión de Urbanismo celebrada esta mañana no ha servido para parar las obras.
2.2-La plataforma no asistirá a una reunión que, a su juicio, sólo puede servir para lavar la imagen de una formación política, llave de la gobernabilidad del municipio, que permitiendo la construcción de las aceras de Ramón Cañas en la plaza del Grano, está consintiendo que el PP imponga hechos consumados, destruyendo la configuración, el paisaje y parte del empedrado tradicional de este lugar singularísimo, orgullo y emblema de la ciudad de León.
2.3-La plataforma no ha sido formalmente convocada a esa reunión ya que ni se le ha comunicado por correo electrónico dirigido a la misma, ni mediante llamada telefónica a sus portavoces,
3.- En cuanto a las aceras del proyecto de Ramón Cañas; ¡Vean y opinen!
Independientemente de valoraciones estéticas, esta plataforma sostiene que su ejecución es incompatible con la conservación de la Plaza del Grano como Bien de Interés Cultural y que además, es incompatible con la conservación del empedrado que quedará en su parte central. El Ayuntamiento no tiene ni ha tenido nunca otra intención que no sea rematar el proyecto del Sr. Cañas en la fase 3 de las obras, esa es la gran mentira, entre otras muchas, con la que han engañado a la opinión pública. Por eso tapan con tierra el escalón de unos 15/20cm que deja el nuevo acerado en la plaza, desnivel que muestra las verdaderas intenciones municipales: enterrar el empedrado tradicional, un bien patrimonial, cultural y turístico que constituye un “unicum” en el Camino de Santiago.



"El destrozo de la Plaza del Grano ni se olvida ni se perdona" #salvemoslaplazadelgrano

Un millar de personas secundó este jueves una nueva concentración de protesta contra las polémicas obras de la Plaza del Grano que el Partido Popular se niega a paralizar.
http://www.ileon.com/actualidad/074153/el-destrozo-de-la-plaza-del-grano-ni-se-olvida-ni-se-perdona

miércoles, 17 de mayo de 2017

Santa Restituta: ora por la Plaza ( Juanmaria G. Campal) # Salvemos La Plaza Del Grano

Santa Restituta: ora por la Plaza

Mañana se celebrará el día de los museos, esos lugares que albergan, conservan y exponen contenidos de valor cultural, artístico, histórico o científico, y casi seguro que nuestro alcalde sacará el mejor de sus cercanos y sonreídos tonos para proclamar su enorme aprecio y admiración por los varios que alberga la ciudad, poniendo de relieve sus cualidades y méritos y, cómo no, alabar los ímprobos esfuerzos que el equipo de gobierno que preside realizará para la creación de alguno más. O quizás delegue sus declaraciones públicas en la silenciosa concejala de cultura grialística, patrimonio cinematográfico y turismos varios. Pero eso será mañana, porque hoy se abordará, en una reunión monográfica de la Comisión municipal del urbanismo, el estado de las obras de la Plaza del Grano. Claro que, para ello, ha hecho falta que los ‘tomasos’ PSOE, UPL y Cs (León Despierta y León en Común lo vieron y tuvieron claro desde el primer día) cayeran del guindo al ver como las máquinas levantaban las históricas losas de las aceras y el tradicional empedrado de la Plaza del Grano. Es lo que tiene ―perdóneseme el símil― ver los toros desde la barrera, que frecuentemente se ven los pases, por populares que sean, a toro pasado. ¿Dónde estarían hasta ahora los iluminados conversos? ¿Será contagioso el incomprensible y cierto silencio de la patrimonial concejalía? O en su exhaustiva dedicación a los intereses leoneses habrán olvidado lo ya aquí dicho en su día de que «remodelar» es, fija la Academia, «reformar algo, modificando alguno de sus elementos, o variando su estructura» y que uno, la verdad, cada vez que lee o escucha «reformar» o «reforma» en boca popular con mando en vario ámbito, se pone, cuanto menos, en guardia, pues enseña la experiencia que –adictos como son al eufemismo– por más que suavicen o decoren su intención la cosa suele acabar en contrarreforma, reforma contra. ¡Ver para creer… o descreer!

Uno, aunque agnóstico hasta de sí mismo, aprovechando que, hoy, la iglesia católica ―a la que tanto gusta de acompañar en sus manifestaciones religiosas la mayoría de la corporación― conmemora a santa Restituta, demanda a la Comisión de urbanismo la restitución de la Plaza a su ser y su conservación por los medios y métodos tradicionales. ¿De dónde le vendrá este empeño a la mayoría minoritaria del PP con la remodelación de la Plaza del Grano? Es pregunta, que va entre interrogaciones. No se me tome como siembra dudas.

A ver por dónde salen los unos y los otros. ¡A mojarse tocan!

PIDEN A LA OPOSICIÓN QUE EJERZA SU MAYORÍA INSTANDO LA PROTECCIÓN BIC DE LA PLAZA DEL GRANO. Declaraciones de la Plataforma en relación a la sesión extraordinaria de la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de León celebrada esta mañana y a la supuesta reunión de esta Plataforma con el grupo de concejales Ciudadanos, Cs-León.

Declaraciones de la Plataforma en relación a la  sesión extraordinaria de la  Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de León celebrada esta mañana y a la supuesta reunión de esta  Plataforma   con el grupo de concejales Ciudadanos, Cs-León.

Esta  esta plataforma quiere hacer públicas las siguientes  declaraciones:

1.- En relación a la reunión extraordinaria de la Comisión de Urbanismo celebrada esta mañana adjuntan escrito registrado y entregado en sede municipal a  los grupos políticos de la oposición  y al grupo de concejales, socios de gobierno,  de Cs-León-,  solicitando que ejerciten el poder que les da contar con la mayoría de los concejales de la Corporación,  instando el desbloqueo del procedimiento que inició en 2014 el Ayuntamiento de León para declarar la Plaza del Grano bien de interés cultural (BIC) 

2.-La plataforma no  asistirá  a la reunión que  según los medios de comunicación  ha acordado Gemma Villarroel,  portavoz del grupo político Ciudadanos Cs-León  con  esta  Plataforma,  por los siguientes motivos:

        2.1-La  plataforma dejó bien claro,  en comunicado publicado el 13 de mayo,  que no asistiría a reunión alguna en tanto en cuanto no se paralizaran  las obras de remodelación de la Plaza del Grano: “ Sin la previa paralización de las obras;  sin una postura firme que defienda  y preserve la integridad y peculiaridades de este rincón único de León,  “no puede haber diálogo: ¿de qué vamos a hablar mientras las obras avanzan “a derribo” destruyendo la Plaza del Grano tal como la conocemos?”
La Comisión de Urbanismo celebrada esta mañana  no ha servido para parar las obras.

         2.2-La plataforma no asistirá a una reunión que,  a su juicio,  sólo puede servir para lavar la  imagen de una formación política,  llave de la gobernabilidad del municipio,  que  permitiendo la construcción de las aceras de Ramón Cañas en la plaza del Grano, está consintiendo que el PP imponga hechos consumados,  destruyendo la configuración, el paisaje y parte del empedrado tradicional  de este lugar singularísimo, orgullo  y emblema de la ciudad de León.

        2.3-La plataforma no ha sido formalmente convocada a esa reunión  ya que ni se le ha comunicado por correo electrónico dirigido a la misma,  ni mediante llamada telefónica a sus portavoces,
 3.- En cuanto a las aceras del proyecto de Ramón Cañas; ¡Vean y opinen!
Independientemente de valoraciones estéticas, esta plataforma sostiene que su ejecución  es incompatible con la conservación de la Plaza del Grano como Bien de Interés Cultural y que además, es incompatible con la conservación del empedrado que quedará en su parte central. El Ayuntamiento no tiene ni ha tenido nunca otra intención que no sea  rematar el proyecto del Sr. Cañas en la fase 3 de las obras, esa es la gran mentira, entre otras muchas, con la que han engañado a la opinión pública. Por eso tapan con tierra el escalón de unos 15/20cm  que deja el nuevo acerado en la plaza, desnivel que muestra las verdaderas intenciones municipales: enterrar el empedrado tradicional, un bien patrimonial, cultural y turístico que constituye  un “unicum” en el Camino de Santiago.

http://www.ileon.com/actualidad/leon_y_alfoz/074108/la-plataforma-desprecia-la-oportunista-mediacion-de-ciudadanos-para-conciliar-posturas-en-el-grano

No en mi nombre



RAFAEL SARAVIA
17/05/2017
Por ello, por saber que ustedes son ahora propiedad pública, les reclamo y les agradezco dos cosas. En primer lugar, para ser positivos, les agradezco el acto de comunión social que han generado. Gracias a su ahínco con la reforma atroz de la Plaza del Grano, han conseguido algo que hacía mucho que no se veía en nuestra ciudad. Miles de ciudadanos, de todas las edades, se han juntado a conocer, valorar y defender el patrimonio que consideran suyo.
Es un acto hermoso ver como estudiantes de quince, dieciocho o veinticinco años se juntan en esta plaza con señoras y señores de cuarenta, cincuenta, setenta y más años para hablar, debatir y compartir las mismas expectativas de un lugar único que aman por igual generaciones tan diferentes. Esto sin duda se lo debemos a ustedes; ustedes han generado la controversia y gracias a ella el pueblo de León hoy está más unido por su amor al patrimonio propio, independientemente de signos políticos, edades, religiones y razas. Gracias por ser el elemento catártico necesario para que tantos miles de leoneses se pongan de acuerdo en algo, ese algo tan primordial y elevado como es el mensaje #Salvemoslaplazadelgrano.
Después del agradecimiento, sí que les reclamo, sin aversión, algo muy sencillo: escuchen a su pueblo. Nada es tan sencillo y tan complejo a la vez como la escucha. Otro paisano vuestro, Winston Churchill, lo dijo mejor que yo: Valor es lo que se necesita para levantarse y hablar; pero también es lo que se requiere para sentarse y escuchar.
Por tanto escuchen. Sean cabales y atiendan una realidad que ya no pueden disfrazar más. La mayoría de los habitantes de León se han pronunciado en favor de conservar la Plaza del Grano y no de reformarla tal y como ustedes han propuesto. No digo que sea ilegal su propuesta, y hasta entiendo que haya personas que estéticamente disfruten más de una plaza cementada y uniforme, pero la mayoría de sus ciudadanos se han pronunciado. Manifestaciones de miles de personas, decenas de miles de firmas y crispación social deberían ser suficientes signos para que su tozudería se calme y vean que los vecinos que están en contra de esas obras son muchísimos más de los que están a favor.
Tan sólo eso, reflexionen si están para imponer sus deseos al pueblo o para ser ejecutores de la voluntad del pueblo. Desde luego en mi nombre no sigan haciendo algo que conozco y rechazo. No somos un pueblo idiota que no sabe lo que quiere, lo tenemos claro: queremos la Plaza del Grano libre de cemento y con toda la riqueza que genera su irregular fisionomía de canto rodado y piedra ancestral. Decía Confucio que gobernar significa rectificar. Así que Gobiernen.

martes, 16 de mayo de 2017

LAMENTAN QUE LA REMODELACIÓN DE LA PLAZA DEL GRANO NO SE HAYA PODIDO PARAR CAUTELARMENTE EN EL JUZGADO

LAMENTAN QUE LA REMODELACIÓN DE LA PLAZA DEL GRANO NO SE HAYA PODIDO PARAR CAUTELARMENTE  EN LOS JUZGADOS.

Ecologistas en Acción intentó el pasado día 5 de mayo la paralización cautelar en los juzgados de lo contencioso de León, a sabiendas de que la paralización judicial de las obras era muy difícil,  mediando un acuerdo permisivo de la CTPCL. La asociación conservacionista  lamenta que la denuncia no haya prosperado y que la destrucción de la forma y del empedrado  de la plaza del Grano  prosiga, ante el avance “a derribo”  del proyecto del Sr. Ramón Cañas.

Este proyecto, como ya se puede ver en la plaza,  alterará irreversiblemente la forma de su pavimentación, creando  un encintado de piedra nueva cortada geométricamente  y sentada con mortero de cemento: un vulgar pastiche que acabará con la autenticidad de la plaza y con buena parte de su belleza. Este proyecto, independientemente de valoraciones estéticas,  es incompatible con la conservación de la Plaza del Grano como Bien de Interés Cultural.

Y es también incompatible (esto es lo más grave),  con la conservación del empedrado que quedará en la parte central. En primer lugar  porque el Ayuntamiento no tiene NINGÚN interés en conservarlo, esa es la gran mentira, entre otras muchas, con la que el ejecutivo local ha engañado a la opinión pública. El Ayuntamiento no tiene ni ha tenido nunca otra intención que no sea  concluir  el proyecto del Sr. Cañas en la fase 3 de las obras;  de ahí que tapen con tierra el escalón  que deja el nuevo acerado en la plaza, desnivel  que muestra las verdaderas intenciones municipales, …y que sólo se resuelve ejecutando  el pavimento proyectado por el Sr. Cañas en sustitución del  empedrado tradicional, un bien patrimonial, cultural y turístico que constituye  un “unicum” en el Camino de Santiago.

En su auto de desestimación de medidas cautelares, el juzgado sólo valora la existencia, o no, de la vía de hecho sin entrar a considerar la protección que la legislación de Patrimonio Cultural (autonómica, estatal  e internacional ) otorga a la Plaza del Grano y el incumplimiento flagrante  de dicha legislación por parte del Ayuntamiento de León y de la Junta.
Lamentablemente el auto judicial ignoró que :
        
La Plaza del Grano quedó incluida dentro del reconocimiento de Conjunto Histórico de León de Decreto 2222/1962. En ella se encuentra la Iglesia de Santa María del Camino declarada monumento por Decreto 255/1973 lo que hace necesario la protección de sus entornos y su entorno más cercano es la plaza.

Además por delante de dicha iglesia pasa el Camino francés de Santiago declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1993, lo que obliga al Consistorio a ajustarse a las indicaciones de la UNESCO para su conservación. Por otra parte, dicho organismo ya ha formulado varias advertencias por los atentados cometidos contra dicho bien cultural en su conservación a lo largo de su recorrido.

El informe del Comité estatal de ICOMOS de 5 de diciembre de 2015 demuestra ampliamente el valor histórico de dicha plaza por la singularidad de su conjunto que permite profundizar en el conocimiento de nuestra historia y el peculiar valor de la técnica usada en el pavimento de la plaza que le da identidad además de ser el único testimonio que pervive de las técnicas de pavimentación usadas  en León a lo largo de la historia”.

Ecologistas en Acción seguirá trabajando con los leoneses sensibles y con las asociaciones de defensa del Patrimonio de Castilla y León y del Estado Español para seguir denunciando las obras de remodelación de la Plaza del Grano  y a sus responsables.

AQUI MANDO YO Y... A CALLAR!!! ( Fernando Carlos Pérez A.) # salvemoslaplazadelgrano

AQUÍ MANDO YO Y…A CALLAR!!!

   Cuarenta años de democracia formal en nuestro país dan, entre otras cosas, para poder reflexionar, con una aceptable referencia de observación, sobre la evolución de nuestra sociedad.
   Durante muchos años, escuchamos un coro de voces de sesudos  politólogos, tertulianos bien pagados y analistas de aluvión, presumiendo de la ejemplaridad con la que un maduro, democráticamente hablando, pueblo español, había dado una lección al resto del mundo, sobre cómo transitar de una dictadura a una democracia sin paragón universal. Deberíamos haber sido más críticos, más exigentes en nuestro propio beneficio con dicho análisis. Dime de qué presumes y te diré de qué careces. Los partidos políticos que se crearon, heredaron pautas de funcionamiento y comportamientos propios de un régimen autoritario, que, aún hoy, permaneces y aparecen a la luz pública, en cuanto se rasca mínimamente, su barniz exterior.
   Dejando al margen factores, como nuestro sectarismo, que nos lleva siempre a elegir caudillos, o la idea mayoritaria que considera “legítima” la mentira y el engaño, de cara a resultar votado y acceder al poder, nos fijaremos en uno de los efectos que este estado de cosas tiene, sobre nuestro patrimonio histórico, artístico y cultural.
   Los cargos que elegimos para gestionar lo común, llegan al poder con un concepto patrimonialista del mismo: “Me han votado y ahora, aquí se hará lo que yo diga, porque esto es mío. Los míos me apoyaran ciegamente en cualquier medida de gobierno o decisión, como caudillo que soy, y, mis adversarios, que se aguanten cuatro años”. Frases que están en las hemerotecas pueden servir de ejemplo: “El dinero público no es de nadie”, “Yo nombro a quien me sale de los cojones” etc.
   Por supuesto, es evidente que esto conduce, más pronto o más tarde, al epicentro de la corrupción. Sobre todo, si al guiso añadimos factores legales, confeccionados a medida casi siempre, otros de irresponsabilidad, descontrol, ambición y ánimo de lucro personal o de partido, clientelismo, impunidad y ley mordaza.
   Los ejemplos de esta perversa dinámica, podemos verlos a diario. Ahora mismo, en nuestra capital, tenemos uno clarísimo en la remodelación de la Plaza del Grano. La postura del regidor municipal y su equipo de gobierno, hoy en minoría políticamente hablando, priorizando un concurso de ideas, curiosamente ganado por un afín, sobre la voluntad de infinidad de ciudadanos, de la élite del mundo cultural leonés y sobre más de veinte mil firmas que consideran como un bien común esa plaza y se oponen al proyecto de remodelación actualmente ejecutándose. Solamente hay que acercarse a contemplar el destrozo ya realizado en la plaza, para que las mentiras vertidas acerca del “impacto ínfimo” y la garantía sobre la “integridad de la esencia” por el Alcalde Silván, queden al descubierto.
   Ha sido atronador el silencio de la reina del Grial, la ectoplásmica Margarita Torres, el injustificable retraso en posicionarse de algunas fuerzas de la oposición municipal, obedientes al principio expuesto de “ahora mandas tú y harás lo que te parezca, como lo haré yo en cuanto mande aquí”, el enmudecimiento agradecido de Promonumenta, la beligerancia pastueña de los medios de comunicación apesebrados en el presupuesto que reparte, o no, el cacique democráticamente elegido.
   La lección sería suficiente para abrir los ojos ciudadanos y alertar del peligro de esa forma patrimonialista de ejercer el poder, que pende permanentemente como espada de Damocles, sobre nuestra herencia colectiva. Porque cualquier día se presenta un magnate mejicano, promete, o incluso da, unos cientos de puestos de trabajo, beneficiando, eso sí, a familiares y militantes afines al que gobierna, y ese alcalde de permanente sonrisa de clínica dental, le facilita la adquisición o el uso del Edificio Botines para apartamentos turísticos de lujo, del Panteón Real de San Isidoro como sala de juntas de alguna fundación o, incluso, de la Catedral como centro comercial o outlet. Todo ello encuadrado en su idea que se ajusta a la definición del término patrimonio, que consagra el diccionario: “Bienes propios adquiridos por cualquier título”

Fernando Carlos Pérez Álvarez.