lunes, 19 de junio de 2017

Comunicado 19 de junio de 2017 EL AYUNTAMIENTO DE LEÓN, SUSTITUYE EL EMPEDRADO TRADICIONAL DE LA PLAZA DEL GRANO POR UN PASTICHE DE MAL GUSTO.

Comunicado 19 de junio de 2017 
EL AYUNTAMIENTO  DE LEÓN, SUSTITUYE EL EMPEDRADO TRADICIONAL DE LA PLAZA DEL GRANO POR UN PASTICHE DE MAL GUSTO.

La Plaza del Grano perderá el verdín característico.

El Ayuntamiento está culminando la fase 2 del proyecto de remodelación de la Plaza del Grano,   ejecutando en la calle Escurial, frente a la puerta del albergue de peregrinos, una muestra de cómo será el pavimento empedrado que, previa demolición del existente, acabará cubriendo la plaza según la fase 3 del proyecto del arquitecto Ramón Cañas. El resultado salta a la vista: un pastiche de mal gusto ejecutado sin criterio. 


La “muestra” lo es sin duda de la incapacidad del contratista  y de la dirección facultativa para rehabilitar la Plaza del Grano. El resultado era previsible: ni la empresa constructora (D. Cueto), ni las arquitectas del ILRV responsables de la dirección de obra junto con Ramón Cañas,  tienen los conocimientos necesarios para abordar con éxito la rehabilitación de la plaza del Grano, pues poco o nada saben de restauración monumental. No tiene ningún sentido adjudicar a una empresa de obra civil una intervención que requiere personal especializado con experiencia acreditada en obras de restauración.
En la zona de muestreo se puede comprobar cómo el Ayuntamiento ha eliminado el pavimento tradicional hecho con cantos de río y tierra cruda (tierra vegetal que hay que aplicar cribada y limpia) por un pavimento que mantiene los cantos  pero que utiliza para su agarre  cemento gris, arena y áridos. Los morrillos se han asentado sobre una base de zahorras para  salvar el desnivel provocado por la construcción intencionada de las nuevas aceras 20 cm por encima del empedrado tradicional. Además,  las piedras se están colocando sin  selección  (las más grandes deben ir en las limas) y sin seguir el  criterio adecuado (hay que ponerlas de canto dejando a la vista   la cara plana más pequeña). Y que nadie se engañe, si se suprime el geotextil y el mallazo,  previstos en el proyecto inicial,  no es por cuestiones técnicas (no se ha presentado un reformado para justificar el cambio)  sino para abaratar la obra e incrementar el beneficio del contratista.                                                               
Con el pavimento de Cueto, Cañas y las arquitectas del ILRUV  en la plaza no crecerán ni los cardos. Sin su  característico verdín la plaza del Grano perderá el encanto y buena  parte de su belleza.
Si el objetivo del Ayuntamiento fuera realmente recuperar el empedrado que se rehabilitó en 1989,  no tiene porque levantarlo en su totalidad,  ya que a pesar de la falta de mantenimiento y del parcheado agresivo hecho con cemento,  ha conservado un estado bastante bueno en la mayor parte de su superficie.  Sólo necesita reponer las partes  que se han perdido y eliminar los parches.
Es cierto que en 1989,   después de 200 años de uso, se levantó todo el empedrado;  pero entonces se encontraba en muy mal estado de conservación.  Sin embargo, se recuperó la planta del XVIII y  se mantuvo la configuración del pavimento existente;   se siguieron las mismas líneas de desagüe y después de un estudio sobre el terreno, se optó por emplear la misma técnica que usaron nuestros antepasados: tierra cruda y cantos de río con pequeñas adiciones de cal, usada en distintas proporciones y  aplicando las mezclas  amasadas o en seco según lo requiera la ejecución de las distintas partes del empedrado.  
Avanzado el expolio  nos seguimos preguntando: ¿qué intereses puede haber en destruir la única plaza que queda de estas características?
Al menos,  nuestros antepasados construían encima de lo construido permitiendo que generaciones posteriores descubrieran y estudiaran los restos de las obras realizadas en cada momento de la historia. Ahora,  D. Cueto, Cañas y las arquitectas municipales, destruirán  el empedrado tradicional  y elevarán el nuevo 20cm por encima del nivel actual, destruyendo también, con la adición de nuevos materiales de base, la plaza terrera que  ha servido de asiento a la pavimentación hasta nuestros días.  La  imagen de la plaza ya no será la misma;  ya no lo es,  al haberle colocado nuevas aceras de dimensión injustificable, hechas con losas  cortadas en serie, con basto apunterado en su cara vista, con un lecho liso por el corte mecánico que no se agarra al mortero de sujeción y que, en poco tiempo,  mostrará el mismo deterioro que presentan, año tras año,  las calles de la ciudad pavimentadas con este tipo de losas.
Desde esta Plataforma seguiremos pidiendo respeto por la arquitectura vernácula de la plaza del Grano, la plaza hecha por y para  el pueblo,  y seguiremos denunciando que su empedrado se sustituya por la mal llamada  -a los resultados nos atenemos-,   arquitectura “culta”. La arquitectura vernácula es el testimonio de la cultura popular, conserva materiales y sistemas constructivos regionales de gran adecuación al medio,  por lo que constituye un patrimonio de enorme diversidad y de vital importancia para definir la identidad de los pueblos. Este patrimonio etnográfico debe ser protegido y conservado, y  así lo exige la legislación autonómica, estatal e internacional que protege el Patrimonio Cultural.  Pero en contra de la razón y de las leyes,  en León  se destruye  la Plaza del Grano, por el capricho ignorante de los que gobiernan,… y de los que callan.


No la toques más, que así es la rosa ( Manuel Vicente González)

No la toques más, que así es la rosa
( Manuel Vicente González)

Reconozco la lectura superficial que llegué a hacer de los criterios que los expertos señalaron respecto a la remodelación de la Plaza del Grano, de los dimes y diretes exhibidos en los medios de comunicación por los defensores de uno y otro bando. Y también que en algún momento dudé entre estar a favor de quienes defienden su modificación –de los que pugnan por el cambio de la base de su armadura, es decir, de los que esgrimen el problema que supone para los visitantes su dificultoso empedrado y, por lo visto, el entramado de las vías subterráneas (sobre todo el de los propios vecinos)– o de los que levantan la mano para dejar claro su actual comportamiento conservador, lejos en su mayoría, precisamente, del adjetivo político que lo define.

La lectura superficial de la que hablo no deja de apoyarse, trashumante como soy, en mi habitual ausencia de la capital, donde me he encontrado con este batiburrillo cultural-político-social en el que me atrevo a participar desde mi posición advenediza, pese a que, no por ello, he de dejar de revelar mi opinión. Que no es otra que la que se nutre de mi memoria, y que me obliga a unirme a los que piden, como mucho, el arreglo superficial de la Plaza. De manera que he ido memorizando, como digo, las opiniones que en La Nueva Crónica vierten unos y otros, y tras calibrar dichos criterios, me inclino por acudir al poema más corto que escribió Juan Ramón Jiménez. Decía el poeta: «No la toques más, que así es la rosa».

Otro lejano apunte poético, de alguna manera relacionado con el piso de la Plaza, puede leerse también en el sublime libro de Juan Rulfo, ‘Pedro Páramo’, cuando el hijo del tal Pedro Páramo llega a Comala en busca de su padre: «…Oía caer mis pisadas sobre las piedras redondas con que estaba empedrada la plaza. Mis pisadas huecas, repitiendo su sonido en el eco de las paredes teñidas por el sol del atardecer». Y digo esto porque yo mismo puedo ser como ese hijo de Pedro Páramo: me fui de León hace muchos años, y desde entonces regreso a mi ciudad, entre otras situaciones que no vienen al caso, para regocijarme con la visita a la Plaza del Grano. Llego a lo alto de la ciudad, con la excusa de la visita a la Catedral o con el empeño en el barrio Romántico o en el del Húmedo, pero en realidad busco siempre el sosiego que me ofrece la Plaza del Grano, el secreto que emana su asfalto empedrado y sus álamos blancos, vigías de los alrededores; un lugar en el que los visitantes parecen haber llegado a un acuerdo para no acceder a él atropelladamente, como si buscase allí mismo cada cual su parte de complicidad, la porción de soledad que todos necesitamos.

Se ha empeñado el Consistorio en ‘engrandecer’ nuestra Plaza, en otorgarle ese premio que siempre mereció, bien es cierto que, en su afán de catalogarla para convertirla en una más de las reliquias monumentales de nuestra ciudad, trate de darle brillo y comodidad cuando bastaría en dejarla así, tal cual. Y es que, en realidad, su valor estriba en su elemental simpleza: la Plaza del Grano es la casa del pueblo a la que cada leonés acude para apropiarse de su rastro melancólico, del recuerdo del paso del tiempo, la huella que permanecerá (me atrevo a afirmar) casi a la altura de la que ha dejado en su memoria la Pulchra, San Isidoro o San Marcos.

Por casualidad me encontré hace unos días en la Plaza con unos amigos de Badajoz, y yo les iba señalando las calles y casas que la rodean: «la catedral es la catedral, pero este rincón es una delicia» me dijeron. Pues lo van a modificar, comenté al momento. ¿Y qué van a poner aquí? Pues lo mismo –contesté–, pero más bonito, más para la muchedumbre; un lugar en el que los niños tal vez puedan patinar y la gente se agolpe en su interior para gozar de esta maravilla. Llegará mucha más gente, despedidas de los solteros y fiestas juveniles, ¡ladedios!

Lejos de lo que hasta ahora pensaban quienes ponían sus pies en ella buscando el enigma de su silencio campestre, a nuestra Plaza del Grano la van a abrillantar para convertirla en uno más de los tesoros imaginables de nuestra ciudad. Miedo me da, no vaya a ser que, como sucedió en nuestra Pulchra, coloquen puestos paganos de tiques para entrar en ella por cada una de las calles que la circundan. 

Por lo demás, me atrevo a derivar el poema del poeta onubense hacia la polémica que ha ido in crescendo como consecuencia de las obras (igualmente in crescendo) de la propia Plaza. Y que, ni más ni menos, vendría a significar: dejadla como está, que así es la Plaza del Grano.

http://www.lanuevacronica.com/no-la-toques-mas-que-asi-es-la-rosa

sábado, 17 de junio de 2017

Comunicado 16 de junio de 2017. PIDEN TRANSPARENCIA A LA COMISIÓN LEONESA DE PATRIMONIO.

Comunicado 16 de junio de 2017. 
 PIDEN TRANSPARENCIA A LA COMISIÓN LEONESA DE PATRIMONIO.
SOLICITAN LOS NOMBRES DE TODOS LOS MIEMBROS DE LA COMISIÓN LEONESA DE PATRIMONIO

La Plataforma ha vuelto a dirigirse por escrito al Delegado de la Junta, D. Guillermo García Martín, que preside la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de León (CTPC),  solicitando que acabe con el secretismo y diga los nombres de todas las personas que la integran,  ya que desde el Servicio Territorial de Cultura siguen sin darnos esa información, a pesar de haberla solicitado verbalmente y por correo electrónico remitido a la secretaria de la Comisión.

Nos preguntamos ¿tienen algo que ocultar los miembros de la Comisión para que no podamos conocer sus nombres?

Siendo públicos los acuerdos de la CTPC,  que recaen sobre  asuntos relacionados con la conservación del patrimonio  cultural colectivo,  parece lógico que los ciudadanos tengamos  conocimiento de quienes son esas personas, vecinos y vecinas de León  elegidos para proteger y tutelar el patrimonio leonés y universal, que  toman decisiones sobre los bienes que a todos pertenecen.

La Comisión leonesa volverá a pronunciarse, probablemente en la sesión que se celebré a finales de junio, sobre la continuidad del proyecto de remodelación de la Plaza del Grano, toda vez  que el Ayuntamiento remita a la Junta  la documentación de la fase 3  de las obras. En ese momento  la decisión estará  en manos de la Comisión Territorial leonesa cuyos miembros,  en número de 14, en su mayoría políticos y técnicos de la Junta de Castilla y León,  tienen que pronunciarse por unanimidad, según dispone el reglamento de la Ley de Patrimonio. Es decir,  la discrepancia de uno solo de sus miembros puede retrasar la decisión que pasaría  a la Comisión regional.

A pesar del acuerdo permisivo con las fases 1 y 2 del proyecto del arquitecto Ramón Cañas  adoptado por la CTPL, a la vista del impacto negativo de las obras en la Plaza del Grano y del expolio que está sufriendo el empedrado tradicional,  de canto rodado y tierra cruda,  un bien singular “unicum” del Camino de Santiago,  la Plataforma espera poder dirigirse a todos y cada uno de los  miembros de la Comisión, para pedirles  que reconsideran su postura y   no se pronuncien sobre la continuidad de las obras (fase 3)  al menos hasta que se materialice el compromiso adquirido  por el Ayuntamiento de León con ICOMOS España y se emita por parte del órgano asesor de UNESCO el  informe relativo a la fase de las obras que afectan directamente al empedrado.

Desde esta Plataforma entendemos y solicitamos a los miembros de la Comisión  que  atiendan y consideren de obligado cumplimiento las indicaciones e informes que UNESCO hace llegar a través de su órgano asesor y que por lo tanto no autoricen proyectos que no cuenten con informe favorable de dicho organismo, en cumplimiento de la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial (Paris 1972) ratificada y firmada por el Estado español. 

Los miembros de la  Comisión aún están a tiempo de autorizar, conforme a las responsabilidades que le corresponden,  un proyecto que recupere el bien a proteger, la Plaza del Grano de León, y exijan la aplicación del nivel de protección máxima, como merece y corresponde a su condición de elemento singular del Camino de Santiago,  siguiendo las directrices de los organismos internacionales y lo prescrito en  la Ley de Patrimonio de Castilla y León.

Para dar fuerza a sus peticiones la Plataforma ha preparado un escrito de personación ante la CTPCL en el expediente administrativo que se siga para autorizar obras en la Plaza del Grano,  que ha colgado en la página web (www.salvemoslaplazadelgrano) para que puedan presentarlo personas y asociaciones interesadas en la conservación de este símbolo de la identidad leonesa.

Modelo de instancia para personarse ante la Comisión Territorial de Patrimonio de León en el expediente que sigan para autorizar la fase 3 de las obras en la Plaza del Grano. La personación la pueden solicitar personas a título individual y asociaciones (Rellenar y registrar, el modelo vale para los dos casos).

Modelo de  instancia para personarse ante la Comisión Territorial de Patrimonio de León en el expediente que sigan para autorizar la fase 3 de las obras en la Plaza del Grano.

La personación la pueden solicitar personas a título individual y asociaciones (Rellenar y registrar,el modelo vale para los dos casos).



Toda vez que el Ayuntamiento remita la documentación de la fase 3 de las obras a la Junta, la decisión queda en manos de la Comisión Territorial leonesa cuyos miembros en número de 14 (vecinos nuestros en su mayoría) tienen que pronunciarse por unanimidad, según dispone el reglamento de la Ley de Patrimonio. Es decir,  la discrepancia de uno solo de sus miembros puede retrasar la decisión que pasa a la Comisión regional.

Siendo públicos los acuerdos de la Comisión,  que recaen sobre  asuntos relacionados con la protección del patrimonio  cultural colectivo,  parece lógico que los ciudadanos tuviéramos conocimiento de quienes son esas personas que  toman decisiones sobre los bienes del patrimonio común. Pues bien,  a pesar de haber solicitado relación de miembros de la Comisión, por escrito y personalmente a su secretaria, seguimos sin saber quienes son todas esas personas. Nos preguntamos ¿a que viene tanto secretismo? 

martes, 13 de junio de 2017

La Federación por el Patrimonio de Castilla y León solicita a la Comisión Territorial de Patrimonio de León, que en la Plaza del Grano se apliquen las indicaciones e informes de ICOMOS y que se apruebe un proyecto de recuperación de acuerdo con la singularidad de un lugar que goza de la máxima protección

La Federación por el Patrimonio de Castilla y León, que integra a asociaciones ciudadanas del ámbito de la Comunidad autónoma, se ha dirigido a la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de León para solicitar que las indicaciones e informes que UNESCO hace llegar a través de su órgano asesor (ICOMOS) sean atendidas y consideradas de obligado cumplimiento, lo que condiciona a ello la posible autorización de cualquier proyecto que no cuente con el informe positivo de dicho organismo, puesto que ese es el compromiso que los Estados adquieren, como es el caso de España al suscribir la Convención de París de 1972.





Y dado que la Comisión Territorial de Patrimonio de León asegura haber tenido en cuenta la ubicación y el ámbito de protección del Camino de Santiago, en las inmediaciones del Monumento de la Iglesia de Santa María del Mercado, además de en el propio Conjunto Histórico de León, desde la Federación de Asociaciones se ha solicitado que únicamente se autorice un proyecto que recupere el bien a proteger como conjunto y, en particular como "unicum" en su característico empedrado sobre tierra cruda, y se exija de hecho la aplicación del nivel de protección máxima, como merece y corresponde a su condición de elemento integrante en el Camino de Santiago, siguiendo las directrices de los organismos internacionales y lo prescrito en la Ley de Patrimonio de Castilla y León.

Antecedentes

El pasado mes de febrero pasado la Federación de Asociaciones comunicó al Sr. Director General de Patrimonio de Castilla y León su preocupación porque en dicha intervención no se estuvieran respetando adecuadamente las leyes de protección del Patrimonio. En su contestación manifestó que “la intervención cuenta con el informe favorable de ICOMOS que ha considerado que las soluciones propuestas no afectan a los valores del bien Patrimonio Mundial".

Según las informaciones de que dispone esta Federación de Asociaciones, ICOMOS informó desfavorablemente al proyecto “Recuperación del Camino de Santiago y la Iglesia del Mercado con adecuación de espacios públicos en la Ciudad de León (Fase I -Calles Capilla y Mercado- y Fase II -Plaza del Grano-) y el compromiso para estudiar el proyecto de la fase II, que afecta directamente a la Plaza del Grano, no se ha cumplido (tal y como ha denunciado la Presidenta de ICOMOS España en su informe del pasado 18 de mayo).

Actuación municipal

Las obras realizadas hasta la fecha han afectado al pavimento de la Plaza, deteriorándolo aún más al utilizar maquinaria pesada, a pesar de que esa "invasión" es una de las prácticas expresamente prohibidas en las instrucciones de ICOMOS al Ayuntamiento de León. A esto se añade, como elemento espúreo, más agresivo aún, las nuevas aceras, de materiales y dimensiones injustificables, situadas además a una altura de 20 centímetros, difícilmente compatible con la conservación del pavimento original de la Plaza y el respeto a la técnica constructiva tradicional. Esta actuación parece introducida claramente con la intención de justificar la necesidad sobrevenida de elevar a su vez el pavimento original, que dejará de serlo en el momento en que se levante en su totalidad, se eleve y se soporte sobre nuevos materiales y aplicando nuevas técnicas. A la vista está que lo de las “mínimas aceras” ya no se ha cumplido, y que la segunda parte del compromiso de momento no se ha cumplido tampoco.





lunes, 12 de junio de 2017

Comunicado 10 de junio de 2017 - PSOE, CIUDADANOS Y UPL AÚN PUEDEN SALVAR EL EMPEDRADO DE LA PLAZA DEL GRANO.

PSOE, CIUDADANOS Y UPL  AÚN PUEDEN SALVAR EL EMPEDRADO DE LA PLAZA DEL GRANO.


La Plataforma se ha dirigido nuevamente al Alcalde de León y ha puesto de nuevo sobre la mesa de todos los grupos políticos el último informe de ICOMOS España que ratifica sin lugar a dudas el informe negativo emitido en diciembre de 2015,  en el que recomendaba abandonar el proyecto de remodelación de la Plaza del Grano que el Ayuntamiento de León ya ha ejecutado en parte (fases 1 y 2 de las obras).

En su escrito han recordado que,  desde  enero de  2016, no se han reanudado los contactos entre ICOMOS y el Ayuntamiento de León, y que está pendiente el “informe que esta institución emitirá sobre el proyecto de ejecución de la fase de “restauración y puesta en valor del pavimento tradicional existente en el interior de la Plaza”  cuando éste se encuentre en redacción, y cuando puedan conocerse las soluciones finalmente planteadas para la restauración del empedrado tradicional …”.

Por este motivo han pedido a todos los grupos políticos que exijan al Ejecutivo local el cumplimiento del compromiso adquirido por el Ayuntamiento de León con el órgano asesor de la UNESCO y también con el Procurador del Común  en  la redacción y ejecución de la Fase III del Proyecto relativo a la adecuación de la Plaza del Grano, “para que la intervención en el empedrado del interior de la plaza respete su singularidad”.
Sin embargodesde la Concejalía de urbanismo,  con el fin de imponer la ejecución del proyecto del arquitecto  Ramón Cañas por la vía de los hechos consumados,  han desfigurado la Plaza del Grano con nuevas aceras de dimensión enorme,  elevándolas intencionadamente para justificar la necesidad de salvar el  desnivel (de más de 20 cm en algunos tramos)  elevando  también el empedrado tradicional que dejará de serlo y perderá su condición de bien patrimonial al ser remplazado por un pavimento de nueva planta, soportado por materiales nuevos y construido con nuevas técnicas según el proyecto del Sr. Cañas.
Cabe recordar que la remodelación de la Plaza del Grano obedece a un  proyecto heredado de la pasada legislatura que no ha sido visto por el Pleno municipal, sino que hasta el momento y desde 2014,  se ha ido aprobando,  en sus distintas fases,  por la Junta de Gobierno Local. Llama la atención que la Corporación más plural de la historia del Ayuntamiento de León, estando gobernada por un partido político en minoría,  haya consentido, sin haberse pronunciado en Pleno,  la alteración de la Plaza del Grano;  siendo este asunto, además, uno de los que mayor polémica ha suscitado en la sociedad leonesa y,  probablemente, el más controvertido en lo que a la defensa del Patrimonio Cultural de esta ciudad se refiere.
El apoyo de los partidos políticos de la oposición (PSOE y UPL) y de los socios de gobierno (Ciudadanos) a la moción presentada por “León en Común” y “León Despierta”, que se debatirá en el próximo Pleno, daría la posibilidad de poder mantener y disfrutar este “unicum” del Camino de Santiago en nuestra ciudad: el empedrado de la Plaza del Grano, cuyo sistema constructivo  es en sí mismo un bien cultural, patrimonio etnográfico, testigo del pasado que ha llegado hasta nuestros días.
De la desaparición de este signo de la identidad leonesa  no sólo será culpable el Alcalde y su equipo de gobierno, -que no reconocen el valor patrimonial del empedrado y desean sustituirlo por un pavimento nuevo-  sino todos los concejales que apoyen el proyecto del Partido Popular. 

miércoles, 7 de junio de 2017

Comunicado 7 de junio de 2017 / LA COMISIÓN DE PATRIMONIO DE LEÓN AÚN PUEDE SALVAR EL EMPEDRADO DE LA PLAZA DEL GRANO.

Comunicado 7 de junio de 2017 

LA COMISIÓN DE PATRIMONIO DE LEÓN AÚN PUEDE SALVAR EL EMPEDRADO DE LA PLAZA DEL GRANO.

Ante la posibilidad de que la fase 3 del proyecto de remodelación de la Plaza del Grano sea autorizada en la próxima sesión que celebre la Comisión leonesa, probablemente a finales de junio, la Plataforma se ha dirigido por escrito a su Presidente, el Delegado de la Junta de Castilla y León en León, D. Guillermo García Martín,  volviendo a solicitar el reconocimiento y la conservación del empedrado de la Plaza del Grano como Bien de Interés Cultural, afectado por tres declaraciones BIC,  bien singular “unicum” del Camino de Santiago.
Por su parte la asociación “Ecologistas en Acción de León” incardinada en la plataforma “Salvemos la Plaza del Grano”, se ha personado como asociación interesada en el expedienteque se tramite en relación a las próximas actuaciones en la Plaza del Grano, fase 3 del proyecto que promueve el Ayuntamiento de León, para que se de traslado a la Plataforma de cuantas resoluciones se adopten.
Se ha puesto en evidencia el impacto de las aceras de la  fase 2 de las obras que han alterado la configuración y el paisaje de la Plaza del Grano. La fase  3 del proyecto municipal que conocemos,  aunque  mantenga cantos de río en el acabado superficial, supondrá la eliminación del empedrado actual de la plaza,  un bien singular del Camino de Santiago,  arquitectura  vernácula  que forma parte del  patrimonio etnográfico leonés y que como tal debería entrar dentro de la categoría de los bienes del patrimonio inmaterial  por cuanto muestra una técnica constructiva tradicional, de canto rodado y tierra cruda,   anterior al uso del cemento que permite  mantener el suelo con vida.

Han recordado el compromiso adquirido por el Ayuntamiento de León con ICOMOS (organismo asesor de la UNESCO)  para abordar conjuntamente la redacción y ejecución de la fase 3 del proyecto de adecuación de la plaza, compromiso que también adquirió la Consejería de Cultura de la Junta al aceptar las recomendaciones del Procurador del Común y considerar oportuno que,  en  lo relativo a la mencionada fase 3,  se mantengan los contactos que se han iniciado entre ICOMOS y el Ayuntamiento de León, para que la intervención en el empedrado del interior de dicha Plaza respete su singularidad y los valores que deben ser conservados bajo parámetros de carácter técnico”.

La Plataforma ha puesto de manifiesto a la Comisión que, desde  enero de  2016, no se han reanudado los contactos entre ICOMOS España y el Ayuntamiento de León, estando pendiente el “informe que esta institución emitirá sobre el proyecto de ejecución de la fase de “restauración y puesta en valor del pavimento tradicional existente en el interior de la Plaza”  cuando éste se encuentre en redacción, y cuando puedan conocerse las soluciones finalmente planteadas para la restauración del empedrado tradicional …” según consta en la carta enviada por ICOMOS al Alcalde de León en enero de 2016, que el Ayuntamiento hizo  pública y que, además,  se encuentra en el capítulo  “Autorizaciones en materia de Patrimonio Cultural”  del expediente de contratación de las obras (fases 1 y 2).http://www.aytoleon.es/es/empresa/perfilcontratante/Documentos%20de%20Expedientes/EXPTE.%2022-2016%20PROYECTO%2006-Autorizaciones.pdf (Perfil del Contratante de la web municipal).

Por otra parte,  se ha pedido a la Comisión que incorpore al  expediente que sigan para autorizar la continuidad de las obras en la Plaza del Grano,  el informe del CNE de ICOMOS, de 18 de mayo de 2017 que ratifica sin lugar a dudas,  el informe negativo emitido en diciembre de 2015   y que concluye solicitando  “…a la Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural del Ministerio de Educación, Cultural y Deporte que ejerza las acciones propias de su cometido para la conservación del patrimonio incluido en la Lista del  Patrimonio Mundial de la UNESCO e impida que se pierda una parte del Camino de Santiago de la ciudad de León, como es la Plaza del Grano”.

La Plataforma espera poder dirigirse a todos los miembros de la Comisión leonesa, que  toma sus decisiones por unanimidad de todos y cada uno de sus miembros, para que no se pronuncien en contra de las decisiones e informes del CNE de ICOMOS ya que es su deber respetarlos, habida cuenta de que el Estado español ha firmado y ratificado las  cartas y convenios de la UNESCO que protegen los bienes afectados por declaraciones de Patrimonio Mundial

martes, 6 de junio de 2017

Premio Hordas de Atila 2017 Alcalde de León, Antonio Silván Rodríguez. Será recordado como el destructor de la Plaza del Grano.

Premio Hordas de Atila 2017
Alcalde de León, Antonio Silván Rodríguez, a toda una trayectoria. Sobran motivos para premiar al que fuera Consejero de Fomento de la Junta entre 2003 y 2015 y también de Medio Ambiente en su último mandato (2011-2015), por citar algunos: el impulso a la reapertura de la central nuclear de Garoña, a la minería de uranio en Salamanca, al fracking en Burgos y Palencia ; la redacción y aprobación del Plan de Conservación del Lobo (pensado para facilitar la caza de esta especie protegida), del Plan Integral de Residuos (para permitir la incineración de residuos en las cementeras) afectando directamente a la ciudad de León por la quema de residuos en la cementera de La Robla, etc. etc.
Este Atila contumaz culmina en la alcaldía de León su carrera política dispuesto a ser recordado como el destructor del empedrado de la Plaza del Grano, la plaza más querida por los leoneses, bien singular del Camino de Santiago. Será difícil olvidar a este Alcalde de permanente sonrisa de clínica dental, que permitió desfigurar la Plaza del Grano y lo hizo con engaño y alevosa hipocresía, presumiendo de gobernar la cuna del parlamentarismo pero ejerciendo el poder como un déspota iletrado ajeno a la contestación social y a la autoridad de la UNESCO.



FUENTE: https://www.ecologistasenaccion.org/article34425.html

jueves, 1 de junio de 2017

El grano y la plaza ( Gonzalo Ugidos)

El grano y la plaza ( Gonzalo Ugidos)
Como lo esencial es invisible a los ojos, nos cuesta ver lo que tenemos delante de las narices. En León, sin ir más lejos, quienes han ocupado las mejores atalayas para ver lo más valioso de la ciudad, han venido siendo, por lo visto, los más présbitas para apreciar su singularidad. Inhábiles para separar la paja del grano, no han sabido justipreciar el valor de la Plaza del Grano, uno de los pocos ecos que van quedando de lo que fuimos: austeros labradores que cultivaban en esa plaza la fraternidad civil del intercambio. Cuando no es la fuerza del dinero, es la insensibilidad que caracteriza al poder lo que amenaza lo que los lugares onfálicos deberían tener de intocables.
No soy ningún nostálgico de paraísos rurales y menos aún de singularidades casi siempre ficticias, pero sé de sobra que no hay proyecto sin memoria y que perderla es tanto como quedar lobotomizado: o sea, perder la cabeza. Civilización viene de ciudad, aunque nos hayamos acostumbrado a las ciudades sin civilización, a ese urbanismo sin alma de grandes torres y de dictadura de los coches, que es el peaje que nos hacen pagar por la capitulación institucional ante los especuladores. Son cada vez más las ciudades inánimes —o desalmadas— por esa pulsión depredadora que arrasa todo lo que se opone al imperio del dinero. La civilización la hacen un parque con carrusel de caballitos, un paseo para caminar al amparo de las glicinias donde se posa el verderón, o una plaza alfombrada con morrillos que fueron normales y ya son vestigiales. Son lugares para el encuentro, el descanso, el paseo o la evocación. Sobre todo si esos ámbitos añaden a su función socializadora un estrato de geología sentimental, una resonancia del pasado que nos permite la ilusión de creer que la ciudad –pongamos que hablo de León— sigue siendo León y no otra ciudad que por casualidad se llama también León.
Solo cuando el presente se trenza con el pasado hay civilización y se abre una expectativa de porvenir. Decía Borges que «todo es hermoso; mejor dicho, todo suele ser hermoso después». A menos que venga a quitarnos el «después» un despotismo pretendidamente ilustrado e innecesariamente paternalista. Quienes deberían velar por la preservación de lo bello no deberían ver un enojoso obstáculo en los cantos que aún tenemos el raro privilegio de pisar en la Plaza del Grano y que nos vacunan contra el olvido y la arrogancia. Larry Durrell presintió que una ciudad es un mundo cuando se ama a uno de sus habitantes. Vale, pero también lo es cuando pres?erva sus huellas. Esos cantos rodados por el agua bendita del Torío y el Bernesga son un privilegio inalienable. No sé si dije que onfálico viene de ombligo, esa cicatriz que recuerda de donde venimos.

Fuente: http://www.diariodeleon.es/noticias/opinion/grano-plaza_1164574.html

miércoles, 31 de mayo de 2017

Comunicado 30 de mayo de 2017 / LA PLATAFORMA, SALVEMOS LA PLAZA DEL GRANO, SE DIRIGE AL COMITÉ DE PATRIMONIO MUNDIAL DE LA UNESCO


Comunicado 30 de mayo de 2017 / LA PLATAFORMA ,SALVEMOS LA PLAZA DEL GRANO, SE DIRIGE AL COMITÉ DE PATRIMONIO MUNDIAL DE LA UNESCO


Mediante escrito dirigido al responsable de la Zona europea del Centro de Patrimonio Mundial de la UNESCO,  la Plataforma “Salvemos la Plaza del Grano” ha puesto en conocimiento de este prestigioso organismo el valor patrimonial de la Plaza del Grano de León, su condición de bien de interés cultural “unicum” del Camino de Santiago Francés  y el expolio de este bien que están provocando las obras del  proyecto “El Camino de Santiago y la Iglesia del Mercado en la ciudad de León, recuperación y adecuación de los espacios públicos: fase I Calles Capilla y Mercado; y Fase 2 de la Plaza del Grano”promovido por el Ayuntamiento de León,  cuya ejecución se inició el  pasado 3 de febrero.
Se ha destacado que la última fase de las obras (fase 3 que afecta directamente al empedrado de la plaza) no está autorizada ni licitada y este puede ser el margen de intervención para evitar aún la destrucción  total del patrimonio etnográfico que constituye el empedrado tradicional de la Plaza del Grano.
El escrito se ha acompañado del  informe negativo de ICOMOS España, fechado el 5 de diciembre de 2015;  del más reciente, de 18 de mayo 2017,  con el que el CNE de ICOMOS contesta a la Dirección General de Patrimonio del Ministerio de Cultura;  de las Cartas dirigidas al Alcalde de León  y a esta Plataforma;  así como de documentación diversa en la que se explica el valor del bien, la ausencia de declaración específica como BIC,  el proyecto de remodelación en cuestión, el rechazo social e institucional  que ha suscitado y el impacto de las obras ya ejecutadas.
Se ha explicado que el proyecto que motiva la queja consiste en la repavimentación,  utilizando técnicas de construcción  actuales,  del entorno de la Iglesia del Mercado y su división en fases.  En virtud de esa división, el Ayuntamiento “vende” a organismos y vecinos que la fase 3 puede conservar el empedrado de la Plaza del Grano. Aunque  la única documentación técnica que maneja el Ejecutivo local  corresponde al proyecto del arquitecto Ramón Cañas Aparicio,  que  mantiene  cantos de río en el acabado superficial,  pero  ejecuta  en el interior de la plaza (fase 3) al igual  que en las calles adyacentes y en las aceras, ya construidas,  pavimentos sobre  solera de hormigón.

Los hechos son muy tozudos y están demostrando que la fase 2  atenta directamente a la integridad del bien y pone en grave peligro su conservación. En efecto: la construcción de las aceras del proyecto (de más de 3 metros de ancho en las embocaduras de las calles), ha obligado a demoler las antiguas, formadas por lápidas funerarias  del antiguo cementerio de León.  Ha provocado nuevos destrozos  y la desaparición parcial del empedrado que seguirá deteriorándose hasta su total destrucción. Lo que sin duda se busca para justificar en la fase 3, según el proyecto inicial, resolver el desnivel  creado por las nuevas aceras.

También se ha mencionado como el importante gasto que supone la remodelación  se pretende justificar en la mejora de la accesibilidad,   cuando el empedrado tradicional  puede seguir siendo funcional y transitable en silla de ruedas,  si el Ayuntamiento realiza las obras de reparación y mantenimiento necesarias.  La razón de accesibilidad, nunca puede suponer la destrucción del bien al que se quiere acceder. Y lo que se puede ver de la intervención realizada hasta ahora destruye directamente el bien (Se han presentado fotografías y videos).

El Ejecutivo local hace oídos sordos a la ciudadanía y a los informes de las  Instituciones que velan por la protección del Patrimonio, no sigue sus indicaciones  -que deberían ser de obligado cumplimiento para el Consistorio-,  ni se atiene a los  principios de conservación (de mantenimiento de materiales y técnicas usados en el origen del bien patrimonial siempre que sea posible)    recogidos por la UNESCO en sus cartas y convenios. Principios que   deberían respetar  todas  las administraciones públicas en los bienes afectados por declaraciones de Patrimonio Mundial, habida cuenta de que el Estado Español ha firmado y ratificado dichas cartas y convenios.

Entendemos que la remodelación de la Plaza del Grano,  además del daño que supone para el Patrimonio de la Ciudad de León, inflige también un daño al Patrimonio mundial por estar en el Camino Francés de Santiago, que se puede añadir a los ya denunciados por ICOMOS, afectando a esta ruta hasta ponerla en peligro de ser declarada Patrimonio Mundial en Peligro a la vista de la actuaciones de las Administraciones  españolas que,  como el caso que nos ocupa,  no tienen reparo en llevar a cabo intervenciones destructivas del Patrimonio.

Por todo ello, para preservar el empedrado de la Plaza del Grano de León,  se ha solicitado al Comité de Patrimonio Mundial que:
- adopten las medidas y lleven a cabo las gestiones necesarias ante los organismos responsables del Estado parte para que aún estemos a tiempo de salvar un BIEN SINGULAR.
- estudien la posibilidad de que una misión de expertos visite la ciudad de León.
- adviertan a las autoridades responsables españolas de la posible inclusión del  Camino de Santiago Francés en la “Lista del Patrimonio Mundial en Peligro”, con intervenciones como la que denunciamos.